Rifito.com - El primer portal bereber en español
|| Ж ||

Escuela amazighJavier Otazu, Rabat, 2 may (EFE).-

La lengua bereber o "amazigh", hablada por cerca de un tercio de los marroquíes, aún no encuentra su sitio en las instituciones, como acaba de poner de manifiesto el revuelo causado por una diputada que la utilizó para una pregunta parlamentaria.

La cantante y diputada Fátima Tabaamrant tomó la palabra el pasado lunes para interpelar al ministro de Educación, Mohamed el Uafa, sobre los avances en el uso de la lengua bereber en las escuelas, y lo hizo en su propio idioma, lo que ha suscitado desde ese momento un intenso debate sobre el alcance real de la "oficialidad" del bereber según la nueva Constitución.

"Es nuestra cultura y nuestra identidad, y la razón por la que entré en política -dijo a Efe la diputada- Es mi derecho y mi obligación hablar mi lengua, y ahora cada uno debe poner de su parte para que el 'amazigh' se respete y la constitución no quede en papel mojado".

La intervención de la diputada, una cantante muy popular de música bereber, suscitó una salva de aplausos entre los diputados presentes en la Cámara de Representantes, aunque muchos de ellos no entendieran sus palabras, y el ministro interpelado respondió educadamente a su requerimiento.

El Uafa dijo a la diputada que hay 4.000 escuelas en el país donde se enseña la lengua "amazigh" (como prefieren llamarla sus hablantes por la similitud entre "bereber" y "bárbaro"), que dan trabajo a 14.000 maestros y hacen que un 15 % de los niños en primaria aprendan en esa lengua, al menos alguna de las asignaturas.

El director del Instituto Real de la Cultura Amazigh (IRCAM), Ahmed Boukous, dijo a Efe que la intervención de la diputada "ha supuesto una iniciativa excelente que va a lanzar el proceso de institucionalización" de la lengua.

Boukous recordó que el bereber es ya una realidad en la enseñanza y en los medios de comunicación (con informativos y programas en amazigh, e incluso una cadena estatal que emite íntegramente en esa lengua), aunque reconoció que en otros ámbitos estatales el avance es más lento.

Puso como ejemplo la Justicia, donde a título experimental se ha provisto de intérpretes en algunos tribunales para ayudar a aquellos ciudadanos que no se expresan en árabe, o la Sanidad y los servicios administrativos de proximidad, donde queda todo el trabajo por hacer.

Boukous no negó que la instalación del bilingüismo institucional vaya a tener un enorme costo financiero, pero subrayó que hay un beneficio político que debe pesar más a la hora de valorarlo: "la inclusión de una parte de la población, especialemente las rurales, en el proceso político en marcha" y en el Estado en general.

La intervención de la popular cantante en el Parlamento no ha causado críticas, ni siquiera desde aquellos partidos considerados más hostiles a la causa bereber, como son el islamista Partido Justicia y Desarrollo o el nacionalista Istiqlal, ambos declaradamente arabistas.

"Estoy muy contenta por el debate que he suscitado; los diputados me han apoyado, la gente me felicita, hay debates ahora en las redes sociales, felicito a mi país, que es un país plurilingüe", dijo con satisfacción la popular cantante.

Boukous cree, por su parte, que después de décadas en que el amazigh se mantuvo en el campo y la montaña pero retrocedió en las ciudades, ahora la tendencia está cambiando: "Muchos se han quitado sus complejos: hay un sentimiento de orgullo y un interés mucho mayor en nuestras lenguas, especialmente tras la oficialización del amazigh en la constitución".

Efectivamente, el artículo 5 de la Constitución consagra el carácter oficial del "amazigh" junto al árabe en todo el país (y no solo en determinadas regiones), pero falta ahora una ley orgánica que regule su uso y presencia institucional.

Y de este modo, la "cuestión lingüística" se añade al intenso debate sobre la identidad potenciado en Marruecos por la llegada al poder de un partido islamista que ha hecho de la lengua árabe y la religión musulmana su seña de identidad frente todos aquellos sectores supuestamente tibios en religión o apegados a otras lenguas distintas a la del Corán. EFE

0 Comentarios para "La lengua bereber busca su sitio en las instituciones marroquíes"

Publicar un comentario

Danza, alegría.
Té, cus-cus.
Melancolía
raíces y cábila.
Hospitalaria halamadanía.
Idiosincrasia amazigh.
Cultura milenaria.
Tribus varias,
especias y barro.
Adobe y aroma.
El cordero que siempre
acompaña
Ouhajje, El Founti,
Yqraien, Ibujien…
y el rifeño de mi alma.
Olor de anafre, pan de trigo.
Tallin.
Y tu abierta morada.
Das de beber al sediento,
zalea al que descansa.
Y aunque sea, un trozo.
de pan con aceite,
y un vaso de té.
al que pone el pie.
En tu cábila.
El Don del que presume.
tu semblanza.
Bereberes, ¡ qué hermosa palabra!

Horía Abselam

Posts Recientes

Últimos Comentarios

Menú