Rifito.com - El primer portal bereber en español
|| Ж ||

Algo sobre el concepto de la identidad

Publicado por rifito On 8.10.11

ABDELOUAHAB ATTAEscrito por Abdelouahab Atta, en Madrid, para "Rifito.com"

Formular un discurso unificado sobre el concepto de la identidad no es algo fácil. Esto se complica aún más cuando no está tratado por sociólogos y psicólogos, ya que está relacionado con unos elementos internos y otros externos que están relacionados con el entorno que le rodea. Elementos que se influyen mutuamente para identificar nuestra personalidad.

Para analizar el concepto de la identidad se debería de verlo en dos áreas distintas: personal y social. Lo personal está relacionado con el individuo y su comportamiento, y lo social está relacionado con lo geográfico y material alimentado con todo el conjunto de la sociedad. En todo caso no se puede tratar la identidad de una sociedad basándose en lo individual dejando al margen lo grupal y social de ésta. A la vez no se puede saltar la existencia de una identidad de un país para favorecer las identidades grupales, regionales, etc. (1), con el fin de crear una identidad imaginaria y al mismo tiempo será falsa seguramente.

En el relacionado con lo individual, la identidad se verá al lanzar las siguientes preguntas, ¿quién soy? ¿Qué se entiende con mi identidad? O ¿Cómo se obtiene una identidad? Que serán las claves de la pregunta principal que necesita una respuesta concreta para hablar de la identidad del individuo (2). De este modo, decir que “soy Amazigh, Kurdo, Vasco, etc.”, para mí y supongo que para los demás es defender nuestra existencia, nuestra historia, etc., y al mismo tiempo es expresar el orgullo sentimental de pertenecer a una cierta zona geográfica y a una cultura. La identidad como concepto se resalta con mecanismos como la identificación y el razonamiento sin negar la existencia del sentimiento de pertenencia a la historia y a la cultura en la que está plenamente inmerso. Para cualquier ser humano esto es una fortuna estable. Sentir la propia identidad es un hecho indispensable (3). Sin este elemento la persona se convierte en un objeto de nulo significativo. Por tanto la persona que pierda su identidad será alguien que se siente una inestabilidad moral. Así que, la identidad define supuestamente la vida moral de la persona (4).

La identidad como elemento, sirve para el reconocimiento individual y/o colectivo. Al momento este elemento es la condición de cualquier integridad personal en la sociedad. Dicha integridad está basada esencialmente en la integración de los sentimientos violentos e amorosos (5). Así sirve también para la fijación de las libertades. Este hecho no es un delito, más bien es un derecho y un deber de hacerlo parecer y existir. Por tanto, a la hora de ver que los estados actuales no fomentan la protección de la autonomía del ciudadano al máximo, será importante e imprescindible para éste hacer forzar su propia identidad a su manera embarcando a todos los hechos y dichos que vive al día, elementos como creencia, idiomas, costumbres, trabajo, orientación sexual, etc., sin embargo desde mi punto de vista estos elementos no intervienen en el cambio de la identidad cuando se trata del conjunto de una sociedad más amplia que es la otra visión de la identidad. Es lo que pone a dicha identidad en un elemento de imposible negación, como respuesta para aquellos que aferran en el esqueleto de proteger “El nacionalismo si se puede llamar así, y a la religión en otros” para promover una unidad identitaria y una falsa homogeneidad social.

Según algunos sociólogos la identidad de una sociedad está relacionada con su geografía como elemento esencial y anticipado ante los demás elementos enriquecedores de ésta, y para otros se identifica con el idioma. Aunque bajo mi punto de vista la primera visión es la que más toca la certeza, porque puedes pertenecer a una identidad sin hablar su idioma por razones obvias, y puedes hablar, escribir o cantar con un idioma que no es la tuya sin ninguna condición de sentimiento de pertenencia identitaria y a la vez no se puede imaginar un idioma sin hablantes en una supuesta tierra. Lo que significa que el elemento del idioma en la identidad no se puede ver sin la existencia de la persona que a su momento necesita un terreno para su desarrollo (6). Dicho de otra forma cualquier pueblo o comunidad necesita en el primer lugar una tierra para reproducirse y crear su propia cultura, idioma, tradición, etc. Entonces es lo que significa que la obtención de una identidad no se regala, ni se negocia, ni se puede cambiar por otro elemento como el idioma, sino que viene ganada desde un territorio geográfico fijo. Esta identidad que ya aboga por la idea de la dignidad humana relacionada con la igualdad entre todas y todos, indiferentemente de los otros elementos, como la religión, el idioma, la orientación sexual, la ideología política, etc. Por tanto, cabe decir que cada persona tiene la obligación de defender su identidad y por fin defender su existencia como persona digna de plenos derechos (7). Ya que, sin estos derechos no podemos hablar de un ciudadano de plena existencia.

Asimismo, las luchas y las reivindicaciones sociales para obtener el reconocimiento de la legítima existencia de su identidad parte de los demás elementos de la sociedad resultan muy importantes y podemos decir son esenciales de cualquier forma que sea, Porque el dicho privilegio no nos viene dado como hemos comentado antes. Por eso, proteger nuestra identidad personal y por ende la colectiva es la auténtica manera para proteger la autonomía de nuestros ciudadanos y por fin de proteger la existencia de nuestra sociedad. Por lo tanto eso determina y protege la existencia de la persona según la filosofía liberal Kantiana, con el objetivo de crear una ciudadanía perfecta en su buen sentido, siendo la identidad, el reconocimiento y el sentimiento de pertenencia a una determinada tierra o país, la vena sangrienta de la plena ciudadanía y de una dignidad humana (8). Siendo la identidad como el eje más importante a la hora de definir el concepto de la ciudadanía.

A hora bien hay autores que consideran que la verdadera identidad de una persona, comunidad o colectivo, se basa y sobrevive tanto sobre el respeto a la tradición, como a la necesaria separación de sí mismo. De hecho la antigüedad es un importante elemento para determinar una identidad, que significa la continuidad en el tiempo (9). Por tanto defender una identidad es rendir homenaje a una historia que forma parte de la historia de la humanidad entera (10). Así, cuando un ser humano mira hacia la historia de sus antecesores, no se enfrenta a un origen vacío y sin sentido. En fin, en esta época de globalización caracterizada con una notable diversidad cultural deberíamos situarnos en lo real, redefiniendo bien nuestra identidad originaria en un proceso sano dentro de un espacio geográfico marco, corrigiendo nuestra historia sin ningún complejo ni desfavorecimiento, y al mismo tiempo protegiendo nuestro idioma matero. Los tres principales elementos que nos pueden definir quién somos, por el fin de hacer frente a la amenaza dirigida por el sistema capitalista que pretende enterrar a todo lo “débil”, para lograr más beneficios económicos y sociales.

Bibliografía aplicada:
  • (1) Bodhan Mohamed, “la identidad entre la tierra y el idioma”, articulo en árabe publicado en Tawiza, nº 142, febrero 2009, p: 21
  • (2) Guibernau Montserrat, “la identidad de las naciones”: 1ª Edición, febrero 2009, título original: “the Identity of Nations”, 2008, Editorial Ariel, S.A. BARCELONA, P: 24.
  • (3) Cobo Paredes María Victoria; “Quién soy yo: reflexiones acerca de la identidad personal”, Acento Editorial, Madrid 2003, P:18-21
  • (4) Cortina Adela, “ciudadanos del mundo: hacia una teoría de la ciudadanía”, tercera edición, alianza editorial 2009, Madrid, p: 167
  • (5) Cobo Paredes María Victoria; “Quien soy yo: reflexiones acerca de la identidad personal”, Acento Editorial, Madrid 2003, P:198
  • (6) Bodhan Mohamed, “la identidad entre la tierra y el idioma”, articulo en árabe publicado en Tawiza, nº 142, febrero 2009, p: 23
  • (7) Cortina Adela, “ciudadanos del mundo: hacia una teoría de la ciudadanía”, tercera edición, alianza editorial 2009, Madrid, p: 168
  • (8) www.monografias.com, “hacia un multiculturalismo de la complejidad”, capítulo: identidad como problemas y como soluciones.
  • (9) Guibernau Montserrat, “la identidad de las naciones”: 1ª Edición, febrero 2009, título original: the Identity of Nations, 2008, Editorial Ariel, S.A. BARCELONA, P: 31.
  • (10) www.monografias.com, “hacia un multiculturalismo de la complejidad”, capítulo: identidad como problemas y como soluciones

5 Comentarios para "Algo sobre el concepto de la identidad"

  1. Anónimo Dice,

    la identedad amazigh esta perdeda

     

  2. Anónimo Dice,

    Hola gracias a Dios que amazigh esta perdeda menos
    problemas para nosotros,

     

  3. Anónimo Dice,

    Gracias a Dios que esta perdeda:

     

  4. Anónimo Dice,

    estamos esperando una actualizazion

     

  5. Anónimo Dice,

    Alalàllara alalábolla, abred antnaimarz dallas acartas cehramen na nador techen so maruas,

     

Publicar un comentario

Danza, alegría.
Té, cus-cus.
Melancolía
raíces y cábila.
Hospitalaria halamadanía.
Idiosincrasia amazigh.
Cultura milenaria.
Tribus varias,
especias y barro.
Adobe y aroma.
El cordero que siempre
acompaña
Ouhajje, El Founti,
Yqraien, Ibujien…
y el rifeño de mi alma.
Olor de anafre, pan de trigo.
Tallin.
Y tu abierta morada.
Das de beber al sediento,
zalea al que descansa.
Y aunque sea, un trozo.
de pan con aceite,
y un vaso de té.
al que pone el pie.
En tu cábila.
El Don del que presume.
tu semblanza.
Bereberes, ¡ qué hermosa palabra!

Horía Abselam

Posts Recientes

Últimos Comentarios

Menú