Rifito.com - El primer portal bereber en español
|| Ж ||

El Congreso Mundial Amazigh, la plataforma social, política y cultural más importante del mundo de defensa del pueblo bereber, deja la sede central de París para trasladarse a Barcelona. El pueblo amazigh o bereber lo forman más de 30 millones de personas, repartidas en 10 países del Mediterráneo y con una fuerte presencia entre la inmigración europea. En Cataluña, los bereberes - marroquíes configuran el segundo colectivo más importante de inmigrantes, tras los ecuatorianos, y su lengua es la tercera más hablada, después del castellano y del catalán.

“En un plazo aproximado de un año trasladaremos la sede principal del movimiento bereber a Barcelona, en agradecimiento por la sensibilidad y el apoyo que hemos venido recibiendo de la comunidad y el Gobierno catalán en los últimos tiempos”, explica Rachid Raha, fundador y presidente del Congreso Mundial Amazigh. Raha, antropólogo autodidacta, nacido hace 45 años en Benifar, cerca de Nador, lidera el movimiento bereber desde 1995.

El movimiento amazigh o bereber empezó a establecer relaciones sociales, culturales, políticas e institucionales con Cataluña a principios de la década de 1990, cuando llegaron a Barcelona las primeras oleadas de inmigrantes marroquíes, en su gran mayoría pertenecientes a la etnia bereber. Muchos llegaban del norte de Marruecos. Hoy el colectivo bereber se encuentra poderosamente enraizado en la capital catalana y en otras poblaciones de su cinturón industrial, algo que pone en evidencia el hecho de que existan más de 10 asociaciones cívicas de apoyo bereber y que cinco escuelas catalanas enseñen esa lengua.

0 Comentarios para "Barcelona, nueva ’capital’ del movimiento bereber"

Publicar un comentario

Danza, alegría.
Té, cus-cus.
Melancolía
raíces y cábila.
Hospitalaria halamadanía.
Idiosincrasia amazigh.
Cultura milenaria.
Tribus varias,
especias y barro.
Adobe y aroma.
El cordero que siempre
acompaña
Ouhajje, El Founti,
Yqraien, Ibujien…
y el rifeño de mi alma.
Olor de anafre, pan de trigo.
Tallin.
Y tu abierta morada.
Das de beber al sediento,
zalea al que descansa.
Y aunque sea, un trozo.
de pan con aceite,
y un vaso de té.
al que pone el pie.
En tu cábila.
El Don del que presume.
tu semblanza.
Bereberes, ¡ qué hermosa palabra!

Horía Abselam

Posts Recientes

Últimos Comentarios

Menú