Rifito.com - El primer portal bereber en español
|| Ж ||

Historia olvidada

Publicado por rifito On 3.10.08

La memoria no es lo nuestro: Apresados en Venezuela 160 inmigrantes ilegales canarios (Mayo de 1949) Foto-denuncia: Recorte de prensa, imagen de los tripulantes de "La Elvira" a su llegada a Puerto de Garupano. Venezuela, Mayo de 1949 Recorte enviado por Fermín Sánchez / Esther.

En plena marea de cayucos sobre Canarias, Fernando Berlín nos recuerda que nosotros también embarcamos hacinados hacia tierras más prósperas.La noticia se remonta al año 1949, cuando un centenar de inmigrantes españoles llegaron ilegalmente a la costa venezolana huyendo de la miseria en España.

Medio siglo después, en el 2001, la historia fue contada por Gonzalo Morales en su libro Fugados en velero y reseñada en un reportaje del diario El País.

Un velero destartalado ha llegado a la costa con 160 inmigrantes irregulares a bordo. Los sin papeles detenidos, entre los que había diez mujeres y una niña de cuatro años, se hallaban en condiciones lamentables: famélicos, sucios y con las ropas hechas jirones. La bodega del barco, que sólo mide 19 metros de eslora, parecía un vomitorio y despedía un hedor insoportable.

Ésta podría ser una historia de hoy. Pero la noticia se produjo el 25 de mayo de 1949, los emigrantes eran españoles y el puerto al que habían arribado, venezolano. El suceso fue publicado en la primera página del diario Agencia Comercial.

Cuando aquellas 160 personas desembarcaron en Latinoamérica, España estaba hundida en la miseria y machacada por la represión franquista, mientras que Venezuela era una nación emergente.

La mayoría eran campesinos de Gran Canaria que ganaban 20 pesetas por trabajar de sol a sol y que habían tenido que vender sus cabras para pagar las 4.000 pesetas del billete, una pequeña fortuna para la época.

0 Comentarios para "Historia olvidada"

Publicar un comentario

Danza, alegría.
Té, cus-cus.
Melancolía
raíces y cábila.
Hospitalaria halamadanía.
Idiosincrasia amazigh.
Cultura milenaria.
Tribus varias,
especias y barro.
Adobe y aroma.
El cordero que siempre
acompaña
Ouhajje, El Founti,
Yqraien, Ibujien…
y el rifeño de mi alma.
Olor de anafre, pan de trigo.
Tallin.
Y tu abierta morada.
Das de beber al sediento,
zalea al que descansa.
Y aunque sea, un trozo.
de pan con aceite,
y un vaso de té.
al que pone el pie.
En tu cábila.
El Don del que presume.
tu semblanza.
Bereberes, ¡ qué hermosa palabra!

Horía Abselam

Posts Recientes

Últimos Comentarios

Menú